Tuesday, August 19, 2008

Carlos Meglia

El viernes 15 de agosto nos encontramos una triste noticia esperando en las bandejas de correo mientras comenzábamos nuestra rutina diaria... nuestro amigo Carlos Meglia, artista de cómic argentino, ha fallecido debido a un problema cardiaco.

Inmediatamente pensé si se trataba del mismo Carlos que conocimos en el 2003... lamentablemente así era.

Conocí poco de Carlos Meglia como persona, lo traté muy poco, pero afortunadamente muy de cerca durante su estancia en México para Utopía 2003, nuestra convención internacional de cómics.

Les compartiré un poco de lo que ahora recuerdo... espero pueda transmitirles un poco más de lo que estaba detrás de sus páginas de cómics:

Lo conocí la noche del 17 de noviembre del 2003 en el lobby de un hotel en la colonia Nápoles, en la ciudad de México, horas antes había llegado en un vuelo junto con el artista Juan Giménez. Juan comentaba acaloradamente acerca de como el trabajo del veneciano Hugo Pratt tenía tanto mérito al haber trascendido e influido en tantos... una de esas pláticas que tanto me agradan. Juan comentaba como en nuestros tiempos los artistas ya no son maquinarias fantásticas, sino herramientas de calca; sí, artistas que copian el estilo de otros y se adueñan de él. Sentí que las frases que decía se originaban por la situación del propio Meglia: un artista de esos como el Pratt de las historias de Giménez, un artista que revoluciona y mueve las aguas con un estilo único.

Esa es la idea que siempre tengo en la mente de Meglia... un gran artista con un estilo único. Una plástica extraordinaria.

Carlos mostró un gran sentido del humor riéndose y haciendo comentarios humorísticos acerca del comentario de Juan... minutos más tarde iría a cenar con Paco Herrera y Humberto Ramos.

Arriba: Carlos Meglia, Juan Giménez y Yo. Frente a Juan estaban sentados Sergio y Stan.

Al día siguiente tuve un contacto más cercano con Carlos. Tras la rueda de prensa de la convención, tuve la suerte de acompañar al grupo de artistas y terminamos comiendo en un restaurant argentino. Todos estaban fascinados con los cortes de carne... a excepción de Stan Sakai, quien es vegetariano. Sergio Aragonés comentaba acerca de sus viajes por el mundo, de la ocasión en la que se encontró con Salvador Dalí y poco a poco la plática fue girando hacia la vida de Alejandro Jodorowsky.

Carlos se encontraba a la cabeza de la mesa, yo estaba sentado a su derecha y comenzamos a platicar. En esa época yo trabajaba de tiempo completo como diseñador para Xavier López "Chabelo." Carlos abrió los ojos, me miró fíjamente y me comentó emocionado que él había crecido con Chabelo y el Chavo del Ocho, mirándolos por televisión desde Argentina. Fue una amena plática donde también comentó ser gran seguidor de Juan Gabriel. Incluso podría asegurar que sabía algunos fragmentos de sus canciones de memoria.

Pasaron días y que conocí a una persona muy comprometida con su trabajo, fanático empedernido de Star Wars, con una risa contagiosa y alguien que era un gran, gran padre. Durante la mitad del viaje, Carlos pensaba en detalles para su hijo Lucas a quien pronto le realizarían una cirugía (creemos recordar que era algo con una mano). En las fotos que he visto de Carlos con su hijo, hay una gran espíritu. Hay un gran amor.

La agenda de Utopía fue muy apretada e intensa y no pude despedir a Carlos quien salió antes que ningún otro artista, pues debía ir al lado de su hijo.

Al día de hoy, continúo asombrado ante el flujo de líneas de Carlos y lo mucho que es imitado. Es una lástima que uno de los grandes maestros se van. Comentaba hace unos minutos con Susy Romero que es increíble pensar cuánto más tenía que dar un artista y una persona de tal calibre.

Juan Giménez nos ha escrito el sábado, también conmovido por lo inesperado de los sucesos.

Se siente un vacío. Creo que todos, todos en el medio, estamos aún tratando de asimilarlo. Y como decían algunos comentarios en el blog de Carlos, deseando una pronta recuperación para que los muchachos tengan un estilo del cual copiar.

Todo mi respeto y cariño al gran y único Carlos Meglia.

Labels: , , ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home