Tuesday, May 13, 2008

Constancia


El oleaje continua golpeando las costas minuto a minuto. No hay descanso en este ritmo. Es una constancia, no una costumbre, un hábito o algo al azar.

El agua lo tiene todo en contra: la gravedad, la dureza de los elementos, las opiniones de todos. Sin embargo, eso no merma al mar y la permanencia prevalece.

El mar no piensa, actúa, no se detiene por nada o nadie. Hace lo que tiene que hacer, ya sea que la luna este en fase creciente o menguante. No hay tregua de agua.

El espíritu del mar vive en cada romper de olas e inunda la vida de todo en el planta, tal es su pureza, su fuerza e intensidad.

A pesar de que tiene todo en contra, el mar ganará esta batalla pues su fuerza no radica en su impulso, ni coraje, sino en su constancia.

La constancia es su viento, su aliento, su constante recordatorio de su deseo de ser uno con tierra firme. Para el mar el tiempo es irrelevante, pues el resultado de su acción se vive momento a momento, ola en ola, gota en gota.

--
M.

Labels: ,

0 Comments:

Post a Comment

<< Home